fbpx
Autos

La historia del Mercedes W150, el auto de Hitler

By noviembre 16, 2018 No Comments
Mercedes-W150-770-negro

Ha habido autos que destacan en la historia por los récords que rompieron. Otros porque participaron en series famosas y muchos más por sus diseños únicos. Pero cuando buscamos uno que haya sido parte de la historia moderna, entre los destacables está el Mercedes W150.

Tal vez el simple modelo no te diga nada, pero si ves una foto de la Segunda Guerra Mundial con Hitler en uno de sus paseos, tal vez ya te suene. Este modelo ha pasado a la historia por ser uno de los autos que Hitler tenía y el que más utilizaba para sus recorridos entre las multitudes.

El Mercedes W150 antes de Hitler

Aunque el usuario más famoso del Mercedes W150 puede ser Hitler, este modelo ya tenía algo de historia a su llegada. Salió al mercado en 1930 y era el auto de lujo más grande construido.

Por su costo, no era un vehículo que cualquiera pudiese tener. Más bien, este modelo estaba reservado para las élites políticas, económicas y religiosas. De tal forma que entre sus usuarios estaban el Papa Pío XI y el Emperador Hirohito.

Se trataba de un vehículo con motor en línea que producía 150 caballos de fuerza aunque podía llegar a los 200 y medía unos 3.75 m en el chasis.

Para 1938, el Mercedes W150 ya había recibido varias modificaciones y nació el modelo 770.

Hitler y el Mercedes W150

Mercedes-W150-vista-lateral

Cuando Hitler llegó al poder lo hizo con un objetivo muy claro: demostrar la grandeza alemana. Esto no solo lo intentó por la vía armamentística, también lo hizo impulsando la industria.

Una de las industrias con mayor auge fue la automotriz y el auto emblema fue el W150 en la variante 770. Del modelo exacto que utilizó Hitler solo se construyeron 88 vehículos y el del dictador fue encargado por él mismo según sus gustos personales.  

¿Qué fue del W150 luego de Hitler?

Una vez que la guerra terminó y que Hitler murió, quedó un W150 770 prácticamente nuevo. Con apenas 40,000 kilómetros recorridos, se puede decir que su uso fue mínimo.

Fue confiscado y utilizado por el ejército estadounidense hasta 1946 cuando fue comprado por un empresario tabaquero belga. Él lo vendió a un socio comercial por la escueta cantidad de $1,800 dólares en tabaco.

Finalmente, el W150 fue donado a una organización de veteranos de guerra. Recientemente se calculó su valor en un millón de dólares estadounidenses aunque es posible que alcance un valor superior en subasta.

 

¿Qué dices? ¿Comprarías el viejo auto de Hitler?